Los barnices de Fondo son muy importantes en el proceso de barnizado de un mueble o madera. Debido a, según el aspecto final del proceso tendrán que cumplir una serie de requisitos (transparencia, elasticidad, fácil lijado, nivelado, capacidad de relleno y rapidez de secado), si queremos tener un acabado de máxima calidad.
La principal función de estos barnices de fondo es la de rellenar y tapar el poro o la pequeñas imperfecciones que pueda tener la madera con el objetivo de obtener superficies uniformes y niveladas. Como regla general, los barnices de fondo deberán estar formulados con agentes que faciliten el lijado con la máxima transparencia si son barnices incoloros y con la máxima elasticidad para que no se rompan si son barnices blancos. Deberán tener capacidad suficiente para cubrir adecuadamente las superficies y ser rápidos de secado; ya que son capas que se deben de lijar antes de aplicar la capa de barniz de acabado.